miércoles, 15 de febrero de 2012

Geometría Sagrada ( La Magia de la Alquimia)


Publicado por Nora Alicia Durán Bonilla el abril 18, 2011 a las 6:14pm en Cultura Maya

La estrella de cinco puntas es un símbolo que data desde tiempos ancestrales.

Para los mayas la estrella de cinco puntas representa  al real ser, es decir representa a la serpiente de viento Ehecatl, la cual es una advocación de Quetzalcóatl, la serpiente emplumada.

La estrella de cinco puntas representa el inicio del camino de regreso al gran espíritu. Como sol naciente emprende un recorrido por el laberinto  obscuro del Xibalbá siguiendo la ruta del sol, es decir sale por Oriente y se mete al poniente. Al recorrido por el camino obscuro (inframundo) los mayas le daban el nombre de iniciación del caballero águila. Al término del recorrido del sol, la serpiente Quetzalcóatl emprende un nuevo viaje mucho más largo y peligroso por el camino blanco del laberinto del Xibalbá, al cual los maestros mayas llamaban iniciación para caballero jaguar.
 
En las leyendas nahuas se referían a la serpiente emplumada Quetzalcóatl ya sea como sacerdote  ó como espíritu (Ehecatl). En cualquiera de las dos formas la estrella de cinco puntas representa a ambos, ya que no se puede separar el uno del otro al formar parte del real ser del iniciado.


En términos esotéricos, la estrella de cinco puntas representa al Microcosmos hombre en el camino iniciático.Representa el principio de un nuevo amanecer, es decir simboliza el  nacimiento primero a la magia.

EL PRIMER NACIMIENTO A LA MAGIA.


 
La serpiente de viento Ehecatl es la primera flama humeante, que desencadena una serie de procesos alquímicos sincronizados que tienen que ver con la producción de otras flamas (serpientes) que son la base para producir la semilla dorada, que nos llevará al nacimiento segundo.

Las primeras tres flamas después del despertar de la serpiente, pertenecen al reino del Maguey y son producidas dentro del Microcosmos hombre, es decir en los templos sobre la vertical pertenecientes a la rejilla que conecta internamente con la tierra (rejilla Interna).

Cada iniciado, deberá producir estas tres flamas, las cuales son:
Patecatl, Tlasoltéotl y Xochiquetzatl.

En el caso del sacerdote, la estrella de cinco puntas (Quetzalcóatl de viento) tiene la capacidad de producir las primeras dos flamas, Patecatl y Tlasoltéotl  sin necesidad de sacerdotisa, más no es así con la serpiente de fuego Xochiquetzatl, la cual solo se puede lograr a través de magia sexual.  La magia sexual es un proceso iniciatico que se realiza entre serpientes gemelas.

En el caso de la sacerdotisa, ella necesita desde un principio de la ayuda del sacerdote  para producir todas las flamas de manera sincronizada., es decir el sacerdote deberá producir primeramente la flama Tlasoltéotl para lograr la magia sexual y poder realizar el encuentro entre las serpientes gemelas.

Las aguas son purificadas a través de la magia sexual y contribuyen a elevar los niveles de conciencia. Al eliminar los karmas (psiquismos) poco a poco se va logrando la conexión mente  corazón, hasta llegar a conectarse completamente con el real ser.


El funcionamiento de las glándulas endócrinas y su relación con  las cuatro flamas humeantes.


 Primera Flama: Quetzalcóatl; espejo Humeante Blanco

Es transmutada en el primer chacra, el cual está conectado a las glándulas sexuales. Incorpora el elemento aire. La característica particular         de esta serpiente es que su parte oscura (elemento tierra) se enrosca en el primer chacra para enraizar. Una vez que está enraizada, la parte luminosa de la serpiente (aire) puede realizar movimientos cruzados a lo largo de la columna vertebral de ida y vuelta activando cada uno de los centros alquímicos también llamados templos.

La segunda flama: Patecatl., espejo humeante púrpura

Es transmutada en el cuarto chacra, dando giros en el sentido de las agujas del reloj. Al ser transmutada en este templo incorpora dentro de su flama el elemento agua, el cual se encuentra en los depósitos de la glándula timo. El elemento agua  hace que la nueva flama adquiera  los atributos del dios sanador. Es la glándula después de la sexual de mayor importancia ya que hace que el hidrogeno de la sangre sea transmutado y esta se torne regia (sangre Real).
 
Patecatl es la deidad relacionada con el pulque y por lo tanto con la embriaguez de Quetzalcóatl. Esta energíaestaba considerada por los mayas como una energía de trasgresión  ó pecado, ya que el mal manejo de las energías sexuales puede ocasionar el derrame ó perdida de Energía sexual., pero tambien si la magía se realiza de manera invertida por el camino blanco (Rejilla externa), al retener la energía sexual se producen flamas impuras como el niño del maguey.
 
La tercera flama:Tlasoltéotl., espejo humeante negro

Es transmutada en el sexto chacra. Incorpora el elemento tierra dentro de su flama la cual le da la cualidad de mago.  Tlasoltéotl es La diosa de la tierra, del sexo y del parto (dar a luz), pero también de la brujería y de las brujas. El sexto chacra está relacionado con la activación del ojo de epífisis ó glandula pineal,  de la cual obtiene el elemento tierra.

La energía de esta deidad trae como consecuencia el surgimiento de la magia sexual entre el sacerdote y lasacerdotisa, la cual es llevada por el mago, es decir por la estrella de cinco puntas. Cuando la magia sexual es realizada desde la rejilla externa, la estrella de cinco puntas se encuentra Colgada, lo que hace que se invierta la energía sexual provocando la formación de flamas impuras que  transforman al sacerdote en un mago obscuro, lo mismo ocurre con las sacerdotisas, es decir se transforman en brujas con grandes poderes sobre todo cuando hacen mal uso de las energías psiquicas.

 A Tlasoltéotl, también se le conoce como la comedora de  inmundicia, ya que esta energía hace que a través de la magia sexual  se purifiquen las aguas y por ser la serpiente de tierra tiene la cualidad de enraizarse de tal manera que al realizarse la magia sexual evita que el preciado semen sea derramado  y de esta manera no se desperdicie la semilla dorada. En resumen la energía de Tlasoltéotl es la que hace posible la magia sexual y evita la trasgresión al retener el semen de los dioses devorando el pecado original de la flama Patecatl.

La cuarta flama: Xochiquetzatl., espejo humeante amarillo dorado

Se transmuta en el séptimo chacra, el cual incorpora el elemento fuego. Los atributos del nuevo ser es la inspiración por la bellas artes, las ciencias y la adivinación. Está relacionado con la activación de la glándula hipotálamo para posteriormente incorporarse a las glándulas sexuales. A esta flama se le relaciona con la diosa Xochiquetzatl,  también llamada la diosa del amor, de las flores ó flor preciosa. Los mayas relacionaban a esta deidad con el cambio de la niñez a la adolescencia, es decir esta deidad nos habla de los atributos propios de la pubertad cuando las glándulas sexuales están listas para la procreación, por lo que a esta deidad también se le conoce como madre de Centeotl, señor del maíz.

Aire, agua, tierra y fuego, son los elementos que le dan la coloración a cada una de las  flamas. A pesar de que las flamas alquímicas, tienen cualidades que hacen del iniciado un súper hombre, estas virtudes no se logran hasta que las glándulas son activadas nuevamente por la serpiente Quetzalcóatl. Esto solo es posible cuando la serpiente realiza el viaje de Retorno, es decir primeramente deberá realizar el recorrido del caballero águila por la rejilla interna para producir las flamas alquímicas, luego deberá iniciarse para caballero jaguar por la rejilla externa  correspondientes a las ruedas chica y grande llamadas tambien trecena y veintena, para después retornar a la rueda chica. En el RETORNO la rueda chica se conecta con la rueda grande, haciendo posible que la serpiente active cada uno de los siete templos y las glándulas endócrinas del nuevo hombre, unificando los siete templos en una sola octava que vibra con la frecuencia de Luz Blanca.

   
LOS TRES ABRAXAS, 
LA TRIADA DIVINA



La triada abraxas forma parte de la cosmogonía de las estrellas. Las estrellas son consciencia de luz pura que conectan a los seres de luz directamente con la fuente de origen Hunab Ku.

La formación de una estrella que brilla con luz propia tiene como centro de luz la triada abraxas. Para los mayas, la triada divina estaba constituida por los tres grandes dioses solares:

Ketsalkameka, deidad solar femenina, significa serpiente caracol emplumada de dos cabezas. Representa la costilla derecha del Gran Abraxas, tiene dos rostros solares uno en el sol dorado y el otro en el sol rojo. En los mundos superiores se presenta como una serpiente de plumaje  dorado con dos cabezas., se le relaciona con el 3 veces tres (333); es decir con el trismegisto. Se le conoce como La Gran águila dorada del mar y La Gran águila blanca de la tierra. Su virtud principal  es la transmutación de la oscuridad en luz y a su vez la luz en vida, por lo que  se le atribuye el don de la vida eterna y la eterna juventud. Su energía es andrógina, en el sol dorado es femenina y en el sol rojo es masculina.  

Kin ich ahau, forma parte del mismo ser de Ketsalkameka, es decir son serpientes gemelas, comparten un mismo corazón en el  rostro del sol dorado, en donde él es el sol y ella la luna. Representa al rostro del sol, por lo que es la fuente misma Hunab Ku. Su virtud principal es el Alfa y el omega. En los cielos se le conoce como El Gran águila mayor.

Quetzalcóatl, deidad solar masculina, significa serpiente caracol emplumada, en los mundos superiores se presenta como una serpiente con plumas doradas y a diferencia de ketsalkameka su rostro es mas tosco dejando ver al rededor de su cabeza una corona de plumas doradas que dan la apariencia de una melena de león. Representa la costilla izquierda del Gran Abraxas, se le relaciona con el numero 33; es decir con el ser Crìstico. Representa al sol azul y al igual que kin ich Ahau es gemelo de Ketsalkameka, en donde ahora los gemelos son el sol rojo y el sol azul. Cuando se unen estos dos soles forman un solo corazón en la divina misericordia, también llamado corazón de Jesús. Se le conoce en su manifestación dual como el Gran garza blanca del mar y el Gran águila dorada de la tierra. Su virtud principal, el Guerrero Magno.

Los tres soles, representan la formación de la triada Abraxas; en donde el sol dorado es el omnipresente, el sol azul es el omnisciente y el sol rojo es el omnipotente. Así también el sol  dorado representa a la energía masculina y femenina del espíritu santo; el sol azul, representa la energía del hijo; y el sol Rojo representa a la energía del padre. La unión de los tres soles hace posible que se genere una cuarta deidad que engloba a los tres soles en un solo sol central al cual se le conoce como  el gran Abraxas, Hunab Ku.

Hunab Ku., es el dios mayor, representa la Unidad, el que solo es  en la Unidad. Se manifiesta únicamente en lo abstracto absoluto, es decir en los mundos superiores, es el centro de luz infinita, puede tomar muchas caras, más no tiene rostro ante los tres abraxas, ya que los tres son el mismo rostro solar en la unidad, del padre del hijo y del espíritu santo. Cuando toma la cara del buffón se presenta como el gran mago que es, haciendo increíbles actos de magia. En los arcanos mayores representa al LOCO, Arcano Cero. También se le conoce como el maestro de maestros, El mago mayor, El Gran Abraxas. Su atributo principal es la energía del amor. En los mundos superiores se manifiesta como el dios Jaguar.

La triada abraxas es una serpiente solar de tres cabezas. Al principio solo era el sol dorado, luego se le unió el sol rojo y el último fue el sol azul.



LA FLOR DE LIS Y SU RELACIÓN CON VENUS





La flor de lis, es quizá una de las flores más enigmáticas por su simbología oculta.

En la Europa occidental la flor de lis, era la insignia del  rey de los Francos, Merovingio Clodoveo (415 - 458). Se tiene evidencia de que la flor de lis es endémica de Mesoamérica, por lo que es un misterio el por qué se le conociera en tiempos remotos antes del descubrimiento de América. El Camino de Los Merovingios es el camino de Santiago, los cuales llamaban al camino de día, El Camino de las Ocas Y el Camino de noche El camino de las Estrellas  ó de La Vía Láctea. La flor de lis fue famosa por ser la insignia de la orden del Temple, la cual consideraban un símbolo de Realeza.

La flor de lis, es una flor de color blanca ó púrpura caracterizada por estar formada de dos flores en una y cada flor está constituida por tres pétalos, lo que la asemeja en apariencia a la unión de dos triángulos invertidos.

En los tiempos de los Olmecas, Toltecas y mayas se le conocía como Omexóchitl, Ome-dos, Xóchitl-flor. También significa la flor del amanecer y del atardecer.

Omexóchitl, es la flor que simboliza la unión del cielo y la tierra y también se le relaciona con la cima de la montaña., en donde el dios Jaguar Tepeyollotl hace su aparición.(Tepeyollotl significa corazón de la montaña).

Cuando Quetzalcóatl llega a la cima de la primera montaña se transforma en La Estrella del Alba. Esta iniciación consiste en logar el corazón de la montaña.

El corazón de la montaña tiene que ver con la formación de una estrella.

Las estrellas son consciencia de Luz que brillan con luz propia, en donde el centro corazón de luz infinita tiene como formación alquímica la piedra angular llamada santísima trinidad.

Para los mayas la santísima trinidad representa al dios Centeotl (Uno Flor). Dios Uno divino Maíz. El reinado de Centeotl es la base alquímica para llegar al corazón de la montaña Tepeyollotl., en donde Tepeyollotl es una advocación de Hunab Ku el sol central. Logrando la conexión permanente a la fuente de Origen.

Durante el reinado del Maíz se realiza la Gran formación de luz que tiene que ver con el corazón de Hunab Ku. Una vez que se logra la cima de la montaña, la serpiente de viento Quetzalcóatl puede realizar la alquimia que lo llevará a producir la estrella del Alba y posteriormente la estrella del Ocaso.

Las Estrellas del Alba y del Ocaso son iniciaciones que tienen que ver con Venus, por lo que también se les conoce como iniciaciones venustas.

La iniciación de la Estrella del Alba consiste en lograr el Cristo Ungido, es decir el corazón que se encuentra dentro del centro estelar formado por la triada divina, padre, hijo y espíritu santo. En donde Tepeyollotl es el Cristo Ungido en el Hijo. Tepeyollotl, es la deidad alquímica que representa al corazón solar que necesita la estrella del alba para brillar con luz propia. Esta iniciación representa el fin del recorrido del caballero águila por el camino obscuro del laberinto del Xibalbá y el principio de la iniciación para caballero jaguar, en donde el Cristo ungido le da la facultad de transformarse en Jaguar. El iniciado que ha logrado el cristo ungido tiene la facultad de iniciarse en la pila bautismal correspondiente a los misterios del Santo Grial.

La iniciación de la estrella del anochecer, consiste en trabajar con la novena esfera, la cual es bajada al final del recorrido del caballero águila, solo el cristo ungido puede trabajar con la novena esfera, para así iniciarse por el camino blanco del laberinto del Xibalbá. Cuando el caballero jaguar logra obtener la estrella del anochecer alcanza la maestría y con ello viene la transformación a  hierofante (Avatar).

La estrella del anochecer del Avatar es la Estrella de Nueve Puntas y representa el principio de las iniciaciones Como Guerreros de La Luz dadas por el padre que está en secreto.

La iniciación de la estrella del anochecer conduce directamente al estado iluminati y a la Unidad con EL SOL CENTRAL; sin embargo es importante destacar que estas iniciaciones son del tipo ciclicas, es decir solo se presentan cuando está presente LA MATRIZ.

Cuando los caballeros Templarios (Caballeros jaguar) deciden emprender el camino en busca del Santo Grial marchan todos juntos en unidad al Unisono del pájaro Mayor. El Portal de Luz Blanca que conduce al Santo Grial está conectado con el Gran Sol Central y es abierto para todos los peregrinos que desidan por libre albedrio formar parte de los ejercitos de Luz de Hunab Ku. Estas iniciaciones se logran solo en la Unidad con el Espiritu Santo, por lo que es necesario previamente recibir las iniciaciones en la pila bautizmal.

Es importante destacar que las iniciaciones venustas, son el resultado de una formación de luz previa y que es de real importancia dado su complejidad alquímica.

Coatlicue es una formación de luz enorme perteneciente al templo de la sacerdotisa, en donde la Diosa es la serpiente de Tierra que lleva en su falda un nido de serpientes. Coatlicue es una de las deidades más importantes del panteón Azteca y al igual que Cimi de los mayas es la diosa de la muerte.

En el nacimiento segundo, Coatlicue  lleva al nido de serpientes directo a lo más alto. Coatlicue es simbólicamente la montaña que hay que subir para llegar a la cima del cielo. Coatlicue es la serpiente de Tierra que lleva en su centro corazón a Centeotl el dios uno divino maíz.

La diosa Coatlicue es la serpiente que da el alumbramiento al dios de la Guerra Huitzilopochtli, el cual a su vez descuartiza en términos alquímicos a sus hermanos la luna y las estrellas, sacándoles el corazón. Cóatlicue  es la diosa madre de la luna y las estrellas., en donde La Luna  (Coyolxauhqui) es la sacerdotisa y las 400 estrellas (Centzon  Huitznahua) forman parte de las flamas alquímicas que se necesitan para la formación del “corazón” de las estrellas del alba pertenecientes a cada uno de las 12 serpientes de viento (Quetzalcóatl) hijas de Coatlicue. Si dividimos las 400 flamas entre 12 sacerdotes tenemos el número 33.33333, que es el número del ser Crístico. Huitzilopochtli, es la flama alquímica que transmuta todo para volver a crear un nuevo ser….El ser que pertenece al Corazón de Jesús.

La diosa Cóatlicue es una formación de luz tan enorme que ella misma es la estrella del alba y del atardecer. Su luz acompaña en todo momento a la serpiente emplumada Quetzalcóatl en sus iniciaciones venustas. Ella es un gran faro de luz que alumbra el camino del caballero águila y del caballero jaguar.

En el caso de la sacerdotisa, ella es transformada a Luna. Cuando esta transformación ocurre la diosa Cóatlicue realiza una especie de sacrificio en el templo de la sacerdotisa brindándole protección, ya que la sacerdotisa carece de armas para luchar contra la oscuridad. Coatlicue impide que la sacerdotisa traspase  el umbral de Quetzalcóatl, ya que este portal corresponde exclusivamente al guerrero de la luz.  De esta manera tanto la sacerdotisa como el Guerrero de la luz desarrollan su propio templo de forma independiente el uno del otro, siendo el de la diosa el templo madre.

Las iniciaciones de la Luna solo pertenecen a la sacerdotisa y las iniciaciones venustas solo pertenecen al sol (sacerdote). El sacerdote  desarrolla la consciencia de luz infinita, logrando el estado del Cristo Ungido. Así también, las iniciaciones del sol naciente corresponden solamente al real ser del sacerdote (serpiente emplumada Quetzalcóatl).

En la iniciación de la estrella del alba, el caballero águila logra la consciencia de luz a través del corazón de la montaña., el cual se encuentra ungido en el Hijo, es decir en Quetzalcóatl-Tonatiuh, por lo que la estrella del alba es frecuentemente relacionada con Quetzalcóatl. A esta formación geométrica de Luz se le relaciona esotéricamente con la estrella de ocho puntas.

En la estrella del Ocaso, el caballero jaguar logra la conexión con la fuente de origen Hunab Ku a través del padre que está en secreto, es decir a través del guerrero Tezcatlipoka (El Gemelo de Quezalcóatl) . La iniciación de la LUNA (Psiquis) Y LA ESTRELLA (nueve puntas) en los misterios mayores, son iniciaciones terribles que corresponden al dios de la obscuridad Tezcatlipoka (El dios de la noche y las estrellas), en donde el cuerpo solar del Guerrero de la Luz es el dios Huitzilopochtli.

Coatlicue representa la gran obra alquímica que todo guerrero necesita formar para su autorrealización, Coatlicue representa simbólicamente, la montaña que lleva al Corazón que conecta con la gran fuente de Luz. En el cuerpo de la diosa, Coatlicue es la gran formación de luz que es dos y uno a la vez, es decir es Venus sacerdotisa y Venus Guerrero que alumbra según sea el caso en el alba ó en el ocaso. A esta formación de Luz enorme se le conoce esotéricamente como la Estrella Mayor. Coatlicue representa al Sol Mayor

Los Toltecas dejaron un monumento enorme  en San Juan Teotihuacán, México, en honor a la formación de esta gran obra alquímica. Teotihuacán significa lugar donde los hombres se hacen dioses, en donde se le hace tributo a la diosa Coatlicue representando la formación del templo mayor, es decir la pirámide del Sol. Así también se le hace tributo a la Luna y a Quetzalcóatl la serpiente emplumada.

  KOKUL ‘AL  

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada